Los nativos o inmigrantes digitales

Según Marc Prensky, los estudiantes de hoy  representan las primeras generaciones que han crecido con la nueva tecnología. Como resultado de este entorno  piensan y procesan la información de manera fundamentalmente diferente a sus predecesores.  ¿Cómo deberíamos llamar a estos “nuevos” estudiantes de hoy?.  La designación más útil  para ellos es Nativos Digitales. Nuestros estudiantes de hoy son todos “hablantes nativos” del lenguaje digital de los ordenadores, los videojuegos e internet. Los  que no nacimos en el mundo digital, pero que, en algún momento más avanzado de nuestras vidas quedamos fascinados y adoptamos muchos o la mayoría de los aspectos de la nueva tecnología somos, y siempre lo seremos en comparación con ellos, Inmigrantes Digitales.

La importancia de la distinción es la siguiente: cuando los Inmigrantes Digitales aprenden a adaptarse a su entorno, siempre conservan, hasta cierto punto, su “acento”, es decir, su pie en el pasado. El “acento de inmigrante digital” puede verse en cosas tales como.

  • Acudir a Internet para obtener información como segundo recurso, y no en primer lugar.
  • La lectura del manual de un programa en lugar de asumir que el propio programa nos enseñará a utilizarlo.
  • Imprimir el correo electrónico.
  • La necesidad de imprimir un documento alojado en el ordenador con el fin de editarlo (y no corregirlo simplemente en la pantalla);
  • y hacer venir a las personas físicamente a su oficina para ver un interesante sitio web (en lugar de simplemente enviarles la URL).

Nuestros profesores Inmigrantes Digitales, que hablan una lengua anticuada (la de antes de la era digital), están luchando por enseñar a una población que habla un idioma completamente nuevo.

Los Nativos Digitales están acostumbrados a recibir información muy rápidamente.

  • Les gusta procesar en paralelo y la multi-tarea.
  • Prefieren sus gráficos antes que su texto y no lo contrario.
  • Prefieren el acceso aleatorio (como el hipertexto).
  • Funcionan mejor conectados.
  • Se crecen con la gratificación instantánea y las recompensas frecuentes.
  • Prefieren los juegos al trabajo “serio”.
  • Están acostumbrados a la instantaneidad del hipertexto, la música descargada, los teléfonos en sus bolsillos, una biblioteca en sus ordenadores portátiles, mensajes sonrientes y mensajería instantánea. Han estado conectados la mayoría o la totalidad de sus vidas. Tienen poca paciencia para las conferencias, la lógica del paso a paso, y el método de enseñanza “explicar-examinar”.

Sin embargo, los Inmigrantes Digitales:

  • Suelen tener muy poco aprecio por estas nuevas habilidades que los Nativos han adquirido y perfeccionado a través de años de interacción y práctica.
  • Estas habilidades son casi totalmente extrañas a los Inmigrantes, que a su vez aprendieron -y así eligen enseñar- lentamente, paso a paso, una cosa cada vez, de forma individual, y sobre todo, en serio.
  • Los Inmigrantes Digitales no creen que sus estudiantes puedan aprender con éxito mientras ven la televisión o escuchan música, ya que ellos (los Inmigrantes) no pueden. Por supuesto que no: no practicaron esta habilidad constantemente a lo largo de todos sus años de formación.
  • Los Inmigrantes Digitales piensan que aprender no puede (o no debería) ser divertido. ¿Por qué deberían pensarlo? Ellos no pasaron sus años de formación aprendiendo con Barrio Sésamo.

¿Deberían los estudiantes Nativos Digitales aprender las viejas formas, o sus educadores Inmigrantes Digitales aprender las nuevas? Marc Prensky indica que hay que reconsiderar tanto nuestra metodología como nuestro contenido. En primer lugar, nuestra metodología. Los profesores de hoy tienen que aprender a comunicarse en la lengua y el estilo de sus alumnos. Esto no quiere decir cambiar el significado de lo que es importante, o de las habilidades del buen pensamiento. Pero significa ir más rápido, menos paso a paso, más en paralelo, más con acceso aleatorio, entre otras cosas. En segundo lugar, nuestro contenido.  Hay en la actualidad dos tipos de contenido: contenidos “heredados” (por tomar prestado el término informático para los sistemas antiguos) y el contenido “futuro”.  El contenido “heredado” incluye lectura, escritura, aritmética, el pensamiento lógico, la comprensión de los textos y las ideas del pasado, etc. -todos los de nuestro plan de estudios “tradicional”-. Por supuesto es todavía importante, pero es de otra época. Algunos de ellos (como el pensamiento lógico) seguirán siendo importantes, pero otros (quizás como la geometría euclidiana) lo serán menos, como ha ocurrido con el latín y el griego.  El contenido “futuro” es, en gran medida, y no es sorprendente, digital y tecnológico. Pero mientras que incluye software, hardware, robótica, nanotecnología, genómica, etc., también incluye la ética, la política, la sociología, los idiomas y otras cosas que van con ellos. Este contenido “futuro” es muy interesante para los estudiantes de hoy. ¿Pero cuántos Inmigrantes Digitales están preparados para enseñarlo?

Hay que  pensar cómo enseñar contenido tanto heredado como futuro en el idioma de los Nativos Digitales. Lo primero implica una importante traducción y cambio en la metodología; lo segundo incluye todo ese nuevo contenido y pensamiento añadido. No está realmente claro para mí qué es más difícil: si “aprender cosas nuevas” o “aprender nuevas maneras de hacer las cosas viejas”. Sospecho que lo último.

Por lo tanto, si los educadores Inmigrantes Digitales realmente desean llegar a los Nativos Digitales  -es decir, todos sus estudiantes- tendrán que cambiar.

A modo de reflexión y llevándolo al ámbito de la empresa :  Las empresas  estan liderando el  cambio en sus métodos y formas de  la organización del trabajo. Los nuevos  y futuros trabajores/as  son y serán nativos digitales. Una forma de trabajar diferente,  ya que estas personas  adquieren y adquirirán su incipiente experiencia  y mejora de la competencia profesional de una forma digital. Da la sensación de que todo se conseguirá -adquisición de conocimientos, aprendizaje, procedimientos de trabajo, cambios de pautas de conducta- de  forma  muy rápida,  que la obsolescencia del conocimiento será casi inmediata y que  los trabajadores/as  nativos digitales desplazarán irremediablemente a los trabajadores/as  inmigrantes.

Creo que en el marco de una empresa “cromañona”,  se han de buscar fórmulas que compatibilicen la brecha digital entre los nativos e inmigrantes digitales, tratando de fomentar la información y la formación digital destinadas a estos trabajores/as con la finalidad de no perder sus valiosas competencias adquiridas.

Creo también que es necesario  apostar por un proceso integrador donde las cualificaciones de un contenido heredado y futuro sea una realidad integradora y no excluyente en el ámbito de la empresa. Si la empresa integra, y es capaz de crear un contexto adecuado para los inmigrantes digitales,  estos también podrán desarrollar su creatividad y talento,  y lo más importante, la empresa no dejará  perder las valiosas cualidades de sus trabajadores inmigrantes digitales. Apoyándoles en el cambio y en la transformación de sus modos de hacer,  indudablemente creará organizaciones más sanas y comprometidas.  LLegará al nivel de conciencia verde que defiende la diversidad  y el multiculturalismo. Y eso, tristemente, las empresas neardentales desconocen que es toda una riqueza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: